Museo Sorolla (plano para arqtipos)

Escribe Gonzalo en el Plano para ARQtipos sobre el Museo Sorolla ubicado en  la Calle General Martínez Campos:

Uno de aquellos palacetes de los que Pío Baroja describe hubo espléndidos en las proximidades de la Castellana, y de los que apenas quedan algunos pocos ya, convertidos en oficinas la mayor parte. Éste fue mandado construir por el pintor Joquín Sorolla y cuenta con un agradable jardín, restaurado de manera que se aproxima al diseño original. Se trata de otro rincón apacible de los que me pregunto muchísimas veces porqué no hay más en Madrid.

museosorolla.jpg

El Museo se ubica en la casa estudio del pintor valenciano Joaquín Sorolla y Bastida. Él mismo diseña con la ayuda del arquitecto Enrique María de Repullés y Vargas la que sería su vivienda familiar y taller. Construida entre 1910-1911, de su primitivo proyecto poco se llevó a cabo, al desear su propietario imprimirle un carácter inminentemente andalucista, teniendo que modificar el arquitecto muchos elementos de su proyecto. En su disposición Sorolla intentó separar su zona de trabajo, compuesta por tres estudios encadenados y con acceso directo desde el jardín, de la propia vivienda, que se componía de un amplio salón, un comedor y una pequeña salita en la planta principal y de cuatro dormitorios, del matrimonio y de los tres hijos, en la planta segunda alrededor de un distribuidor.

Más información:

3 comentarios en “Museo Sorolla (plano para arqtipos)

  1. El jardín, por su parte, está separado de la calle por una tapia, y cuenta con varias fuentes de distinto carácter, un estanque, estatuas y una pérgola. Para acceder al museo hay que atravesarlo, y a pesar de sus reducidas dimensiones, la gente se demora en su contemplación y en el disfrute del sonido del agua y de la sombra.

  2. Y mi abuela lo contempló al cruzar sus puertas,

    “Pero si yo he vivido aqui, en un verano de mi infancia…”

    “Y Joaquin (hijo de Sorolla) se agarraba de las cortinas, dejando en ellas las huellas de la desesperacion, al escuchar los sonidos atronadores que venian del cielo….”

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.