El toro de Osborne

toro_buda.jpg

Sirva la broma sobre la noticia sobre el derribo del toro de Osborne en una población catalana para recordar el éxito de esta imagen creada en los años 50 por el diseñador gráfico Manuel Prieto. Tan sólo era la respuesta de una agencia de publicidad al encargo de una marca comercial, pero que hoy ya se considera “bien de patrimonio cultural”.

“Al contrario de lo que sucede con vosotros, los humanos, para mí no es deshonra, sino todo lo contrario, el hecho de tener siete padres más o menos. Me acuerdo sobre todo de Manuel Prieto, mi creador artístico -quien me llamaba “mi muy querido hijo”- y de Félix Tejada, mi creador material. el primero supo nada más crearme la fama que yo alcanzaría. Aunque le costó Dios y ayuda convencer a los Osborne de que yo era el más idóneo para el puesto por culpa del tamaño de mis genitales -un tanto desmesurados en opinión de Don Ignacio, el patriarca; qué no pensaría de los atributos del caballo de Espartero-, desde el mismo instante en que el primero de mis hermanos -que era de madera y mucho más chiquito- se recortó en el horizonte (Cabanillas de la Sierra, Burgos; mayo de 1957; costó 32.400 pesetas)- se vio que habían dado en el clavo. Tanto es así que entre 1962 y 1964, en consonancia con la época, nos reprodujimos como los conejos y alcanzamos los quinientos ejemplares. El pobre de Manuel Prieto, cuya labor nunca fue justamente reconocida, murió en 1991. Allá donde se encuentre no debe estar muy contento con lo que ha ocurrido”… Javier Lorenzo: “El Toro de Osborne. Un símbolo inmortal” El Mundo, 20 nov. 1994.

El arquitecto Santiago Cirugeda, siguiendo la linea de sus anteriores investigaciones sobre ocupaciones y prótesis, proponía en 2001 la incorporación de habitáculos en los toros que pudieran servir de cobijo y refugio.  

c1_g_torea.jpg

Más información:

 

12 comentarios en “El toro de Osborne

  1. Como puede ser posible que unos cuantos gamberros, sin ninguna sensibilidad artistica, estén destruyendo obras de arte y los politicos miren para otro lado. Esta muy bien puesto el ejemplo de Afganistan, donde muchos se escandalizarón y ahora están de vacaciones.

  2. Me gustan mucho las propuestas de “architettura povera” de Santiago Cirugeda, aunque creo que en España predica en el desierto. Estoy seguro de que en California tendrían mucho más éxito sus habitáculos; aquí a la gente, en general, gusta más de la “solidez”.

    Es agradable que la página vuelva a estar en marcha.

    Un saludo.

  3. No estoy nada de acuerdo con que retiren las figuras del toro de Osborne, que tanto tiempo nos han acompañado por las carreteras españolas, más que un símbolo diría yo, para muchos.

    Una pena, sinceramente 🙂

  4. El detalle de Afganistán está muy bien traído.
    Estamos rodeados de talibanes. Como no me gusta tu religión, me mofo de ella. Como no me gusta tu cultura, la desprecio. Como no me gusta tu arte, lo derribo. Como no me gustan tus ideas, te arrincono. Sólo falta, “como no me gustas, te mato”
    Además, seguro que la pandilla de vándalos, delincuentes que ha tirado el Toro, se autodenominan “demócratas antifascistas”.

  5. También la esvástica tiene un bonito diseño, y prefiero apartarla de mi vista. El toro es un símbolo español que muchos catalanes no comparten como suyo. No comparto la reacción de quienes lo han quitado, pero estoy convencido que ya han conseguido hacerse oir. Este blog es prueba de ello.
    Saludos

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.